El sobrepeso en los tiempos de menopausia

La mayoría de las mujeres atraviesan múltiples cambios durante el desarrollo de la menopausia. Entre ellos, el aumento de peso representa una tendencia que pareciera inevitable y por tanto, uno de los desafíos más importantes durante esta etapa.

 

A medida que aumenta la edad, es posible que resulte más difícil mantener el peso habitual. De hecho, esta situación es más marcada en las mujeres, comienza en la perimenopausia, y se extiende durante los años siguientes. Sin embargo, el aumento de peso a causa de la menopausia no es inevitable. Como regla general, podemos afirmar que la incorporación de hábitos alimentarios saludables y mantener un estilo de vida activo resultan cruciales para evitarlo.

 

¿Qué provoca el aumento de peso durante la menopausia?


Existen múltiples estudios científicos que proponen los cambios hormonales en la menopausia como causa del aumento de peso, con una modificación en el prototipo de distribución de grasa a nivel corporal. Con mayor tendencia a localizarse en el abdomen, más que en la zona de las caderas y los muslos. Sin embargo, estos por sí solos no necesariamente provocan modificaciones en el peso. También se ha postulado el rol del “inflamaging”, descripto para explicar desde una nueva perspectiva inmune-metabólica el proceso de envejecimiento y los cambios en los perfiles metabólicos, además del estilo de vida y los factores genéticos.

 

También se destaca que la masa muscular suele disminuir con la edad, mientras que la grasa aumenta. La pérdida de masa muscular reduce la velocidad de consumo energético. Por tanto, mantener un rendimiento muscular activo resulta clave para contrarrestar el nuevo balance metabólico en esta etapa.

Sin lugar a dudas, la predisposición genética tiene un rol muy importante en el desarrollo de un perfil de envejecimiento con sobrepeso.

 

¿Cuál es la mejor forma de prevenir el aumento de peso después de la menopausia?
No existen fórmulas mágicas. Pero sí estrategias que permitan mantener un peso saludable durante esta etapa.

 

• Plan a largo plazo. Consultar a su médico de cabecera es fundamental para plantear las inquietudes y dudas respecto de los cambios experimentados durante esta etapa. Desarrollar un plan que pueda ser sostenido a largo plazo basado en hábitos alimentarios saludables y que se ajusten a las necesidades particulares y expectativas de cada uno es el mayor desafío.

 

• Moverse más. Se recomienda realizar actividad aeróbica moderada, como caminar a paso ligero, durante al menos 150 minutos por semana, o actividad aeróbica intensa, como trotar, durante al menos 75 minutos por semana. Asimismo, se recomiendan ejercicios de fortalecimiento, al menos, dos veces por semana. A medida que aumenta la masa muscular, el cuerpo consume calorías con mayor eficiencia, siendo más fácil controlar el peso.

 

• Ajustar el consumo calórico. No se trata de someterse una y otra vez a dietas restrictivas, sino de modular el aporte energético acorde al balance metabólico de cada uno en particular. En esto, el asesoramiento nutricional permite elegir de manera más eficiente los alimentos que ingerimos. Consumir más frutas, vegetales y cereales integrales, particularmente aquellos que sean menos procesados y que contengan más fibra son la primera recomendación.

 

• Controlar el consumo de azúcar y alcohol. Nuevamente, se trata de moderar la ingesta y no de prohibir. Esto puede resultar muy frustrante y ha demostrado pocos beneficios a largo plazo. Limitar el exceso de calorías que aportan galletitas dulces, tortas, gaseosas, helados y las golosinas en general.

 

• Limitar la ingesta de sal y productos con alto contenido sódico como los embutidos o alimentos en lata.

 

• Buscar apoyo en su médico clínico. Para mantener un peso adecuado durante la menopausia es necesario el asesoramiento por parte de un médico clínico, que evalúe y controle su estado de salud regularmente. Así podrá desarrollar un estilo de vida más saludable y disfrutar plenamente de esta nueva etapa.

 

Dra Julieta Daniele
Servicio de Clínica médica
MATRICULA 131060
SANATORIO AMERICANO